Seguir

miércoles, 5 de octubre de 2016

Negro (Alexandre Copperwhite)



Me ha sorprendido comprobar, en el día de hoy, que no escribí la reseña de este primer libro de la saga del tal Francisco Valiente Polillas, que leí en su momento, allá por febrero de este año.
Intentar recordar lo que sentí no ha sido complicado. El buen sabor que me dejó me ha traído de nuevo los recuerdos del desparpajo de un chaval, que vive con su madre, metido a investigador y detective. 
Novela corta que es lo que es, una novela entretenida, sin más pretensiones que la de pasar un rato ameno, con una lectura fácil y ágil. Con una trama increíble, absurda a veces, pero entretenida hasta el final. Como ya dije en mi reseña de Blanco, asesinato en Londres, ojalá que en mi juventud hubiera tenido en mis manos este libro.