Seguir

sábado, 10 de diciembre de 2016

Historias Inconfesables (Pedro Molina)



Conocí a Pedro el día de su presentación oficial del libro Historias Inconfesable, es verdad que ese día conocí, menos mal, a muchos más amigos que lo son ahora. Ya lo aben ellos a quienes me refiero.
Su libro me intrigó antes de tenerlo en las manos, me gusta esa literatura erótica, fina elegante, con mucha chispa, con mucha imaginación. Será porque a veces mi cabeza borbotea historias parecidas y me atrevo a plasmarlas en el papel. Más comedido que Pedro que se atreve, además, en ponerlas en hojas dentro de un libro.
Ese día me interesó más la persona que el propio libro y así disfruté mucho más de su amistad que se mantiene y acrecienta en estos días.
Su libro volvió a caer en mis manos en una temporada, no muy lejana a las fechas de su presentación, en la que yo me encontraba de baja obligatoria por culpa de los médicos.
Me vino de lujo esa compañía, su lectura fue todo un “remanso” de felicidad, cada uno de esos intensos relatos me sacaba de la oscuridad de las cuatros paredes donde mi vida trascurría en el hospital. Era luz, fuego, vida lo que me mantuvo inquieto esos días de lectura y relectura, (no sé si esta palabra está en la RAE, pero me da igual), no me preocupaba si el médico vendría a decirme lo mismo, “te sigues quedando”.
Verbo ágil, lectura fácil, erotismo del más puro estilo ortodoxo, limpio y claro. Imaginativo, muy muy bien ambientados los personajes, algo difícil en relatos tan cortos, donde la imaginación tiene que ser el poder del escritor para trasmitirla.
No puedo sino recomendar la lectura de este libro a los amantes, como yo, de la buena literatura erótica, qué con mucho más hay hasta poesía en su prosa.
A día de hoy no tengo la seguridad de donde poder adquirir el libro, pero estoy convencido que a Pedro será fácil preguntarle. Os dejo su enlace de facebbok